Retroalimentación positiva: ¿Qué hacer para obtener buen feedback por desempeño?

b008 retroalimentacion positiva.png

Una apropiada retroalimentación positiva debe ocurrir junto con una evaluación de desempeño e implica mucho más que decir “buen trabajo”. Hay que aprovechar esa fase del procedimiento de evaluación para resaltar las fortalezas de la organización y corregir sus debilidades.

 

Para lograrlo, es conveniente que conozcas en qué consiste la retroalimentación y cuál es su importancia. Una vez que eso esté claro, te será útil identificar lo que debes hacer, y lo que no, al efectuar. Aquí te proporcionamos esa información con ejemplos claros y una herramienta que facilita todo el proceso.

 

Retroalimentación por desempeño: ¿En qué consiste?

 

El término “retroalimentación positiva” hace referencia a un paso que compone el importante procedimiento de la evaluación del desempeño laboral. Esta ha de efectuarse basándose en qué resultados pudo obtener cada uno de los trabajadores.

 

Te puede interesar: Objetivos de la evaluación del desempeño

 

Básicamente consiste en una vía bidireccional que mejora la cultura de carácter laboral. Su objetivo o propósito principal consiste en reconocer el trabajo hecho por el personal y encontrar maneras de mejorar. Gracias a ello, la organización que efectuó la evaluación tiene la oportunidad de aumentar su éxito.

 

Por lo tanto, no basta con que conozcas cuál es el nivel de desempeño que has obtenido. La idea es que utilices

 

la información recopilada para producir distintos tipos de retroalimentación, que contribuyan a determinar qué acciones tomar.

 

¿Por qué resulta importante?

 

Crear un procedimiento estructurado de retroalimentación positiva hará que tus trabajadores entiendan cómo impacta su comportamiento a la organización en general. Como resultado, se aumentarán las probabilidades de que las conductas satisfactorias se repitan y las conductas negativas se modifiquen.

 

A través del feedback, las personas pueden llegar a conocer cuáles son sus habilidades, fortalezas y deficiencias. Al realizarlo entre compañeros y gerentes, se hace más fácil cultivar una mentalidad en pro del crecimiento grupal.

Eso sucederá porque se conocerán cuáles son las acciones y los esfuerzos que conducen al progreso organizacional. Por esas razones, es beneficioso que les permitas a tus subordinados comprender cómo están haciendo su trabajo. Eso solo lo conseguirás si entregas retroalimentación positiva.

¿Quieres recibir novedades de desempeño?

Beneficios de efectuar retroalimentación positiva

 

Conocer qué beneficios reporta ejecutar un proceso de retroalimentación, después de haber evaluado el desempeño de las personas con reuniones 1 a 1, resulta práctico, ya que es una de las formas usadas para medir el desempeño. Esa información te va a orientar para que seas capaz de tomar la decisión correcta que favorecerá a tu empresa. A continuación te mostramos sus ventajas:

 

Aumenta la motivación y el compromiso

 

El investigador Lossada explicó lo siguiente: “Co-construir una red de conectividad, desarrollar la capacidad de escucha activa y afrontar desafíos en conjunto, son prácticas efectivas para llevar a los equipos al alto desempeño”.

 

Es decir, los trabajadores que comúnmente reciben comentarios relacionados con sus fortalezas, tienden a manifestar mayor motivación. Por el contrario, aquellos que solo reciben críticas negativas, o sienten que pasan desapercibidos, están menos motivados.

 

De hecho, el investigador Marcial Losada descubrió que los equipos de alto desempeño hacían 3 comentarios positivos por cada comentario negativo que realizaban a sus subordinados o compañeros de trabajo.

 

El feedback puede hacer posible que tus trabajadores sientan que se les valora y se reconoce su labor. Gracias a eso, desarrollarán un sentido fuerte de compromiso y pertenencia que reducirá la posibilidad de que renuncien. Debido a ello, es importante implementarlo de la forma correcta.

 

Incrementa la autonomía

 

A fin de que los equipos de trabajo manifiesten un alto rendimiento, debe existir una buena retroalimentación. Si saben que se les escucha y que su opinión es tomada en cuenta, tus trabajadores sentirán el impulso de dar más.

 

Uno de los efectos positivos de la autonomía es que la organización marcha a un ritmo más rápido, porque cada uno de sus trabajadores participa de forma activa y logra bajar los niveles de estrés, ya que no todos somos responsables de todo, sino que cada uno maneja su ámbito de responsabilidad.

 

Aparte, al hacerles sentir a través de reconocimientos que confías en ellos, los harás más autónomos. No se sentirán extremadamente controlados sino que efectuarán libre y eficazmente las tareas asignadas.

 

Uno de los efectos positivos de esa autonomía es que la organización marchará a un ritmo más rápido, porque cada uno de sus trabajadores participará de forma activa y logrará bajar los niveles de estrés, ya que no todos serán responsables de todo, sino que cada uno maneja su ámbito de responsabilidad.

 

 

Favorece el aprendizaje y la obtención de mejoras continuas

 

Proporcionar retroalimentación positiva mediante comentarios oportunos y específicos estimula el aprendizaje en los individuos evaluados. Cuando estos tienen claro qué hacen bien y qué podrían mejorar, son capaces de hacer los cambios necesarios.

 

La continua retroalimentación positiva facilita que cada quien esté consciente tanto de sus logros como de sus fallas. Por consiguiente, al llevarla a cabo, conseguirás que los trabajadores mejoren cada vez más, de manera continua. Claro, ellos solo estarán dispuestos a hacer mayores esfuerzos si efectúas el feedback como debe ser.

 

10 Consejos para brindar retroalimentación positiva de desempeño

 

La retroalimentación negativa se diferencia mucho de una de carácter positivo, y la positiva no es simplemente dar elogios ocasionales. De hecho, esta también involucra críticas constructivas con el fin de perfeccionar a los trabajadores.

 

Así no se comete el error de establecer los límites pensando que son lo suficientemente buenos, cuando en realidad pueden ser aún mejores. Para que obtengas todos los beneficios que se derivan de esta clase de feedback, es fundamental que lo realices correctamente.

 

Por eso, aquí hemos reunido para ti un total de 10 sugerencias prácticas que te conviene tener en consideración. Sobre todo antes de empezar a efectuar este último paso al evaluar el desempeño laboral de la organización que diriges. De ese modo, el estímulo inicial será el adecuado y evitarás cometer errores graves.

 

1. Prepara una reunión

 

Algo fundamental para que haya retroalimentación positiva es que te prepares muy bien para tu reunión. Con ese fin, es muy importante que recojas anualmente toda la información necesaria y algunos resultados de cada trabajador.

 

Esto ayudará a que conozcas su desempeño en ese período de tiempo. Intenta tener a mano la documentación que haga falta, como por ejemplo reportes, indicadores, perfil del puesto y evaluaciones del desempeño.

 

De esa forma, cuando se realice la reunión, contarás con bases sólidas para dar a conocer el comportamiento del trabajador. La información recopilada también permitirá que sepas cuáles han sido los avances, de acuerdo a las metas u objetivos trazados.

 

Así mismo, diles a los trabajadores que vayan preparándose para esa reunión y aparten la fecha para recordarla. De esa manera, podrán asistir bien informados para que planteen ideas y propuestas.

 

2. Haz reuniones personales e individuales

 

En este tiempo, la tecnología hace mucho más fácil realizar reuniones vía online con los trabajadores de diferentes áreas. Sin embargo, a fin de que exista retroalimentación positiva, se aconseja que cada sesión se efectúe presencialmente; si realmente es posible.

 

La intención con esto es presenciar las reacciones del equipo, de tal forma que el proceso sea más efectivo. De no ser posible hacerlo personalmente, usa un medio que permita video llamadas o videoconferencias para ver sus lenguajes corporales.

 

Por otro lado, debes hacer las reuniones one to one, es decir 1 a 1 con cada integrante del equipo. Al hacerlo así, se creará un ambiente de confianza y esto reportará mejores resultados de comunicación. Al fin y al cabo, a las personas les gusta recibir elogios en público pero no criticas (aunque sean constructivas).

 

3. Sé específico y oportuno

 

Al reunirte con cada trabajador individualmente, esfuérzate por ser específico, dando información precisa y oportuna. Exprésate de tal forma que la otra persona entienda exactamente lo que le deseas transmitir. Ofrécele elogios sinceros para que entienda las habilidades que tiene y siga mejorando.

 

Para que haya retroalimentación positiva, también es importante comunicarle al trabajador, lo antes posible, los resultados de su evaluación. No es prudente que dejes pasar mucho tiempo, ya que él puede sentirse poco apreciado y valorado.

 

4. Destaca el objetivo general

 

Previo a la realización de una evaluación del desempeño, es indispensable establecer objetivos y metas bien definidas. De esa forma, los trabajadores sabrán qué se espera lograr como organización en conjunto y qué deben hacer para conseguirlo.

 

Si hiciste eso antes de la evaluación, podrás vincular la retroalimentación con el objetivo general más importante. Es decir, tendrás la capacidad de mostrarle a un colaborador cómo su trabajo contribuyó al cumplimiento de esa meta. De esa manera, no sentirá que sus acciones y esfuerzos son en vano o resultan inútiles.

 

Más bien, verá que el papel que cumple dentro de su equipo, y en la compañía, tiene mucho valor. Así se sentirá motivado a continuar realizando su trabajo del mejor modo posible, buscando siempre obtener resultados exitosos.

banner_desempeno.png

5. Sé sincero sobre lo que debe mejorarse o cambiarse

 

El objetivo primario que se desea alcanzar al realizar retroalimentación positiva es explotar al máximo el potencial humano. Eso implica crear un aprendizaje que conlleve a que el trabajador mejore de manera continua.

 

Para que eso ocurra, tienes que efectuar la reunión enfocándola siempre hacia ese objetivo primordial. Al ser sincero en cuanto a lo que debe mejorarse, impulsarás los cambios específicos que resulten en el crecimiento personal.

 

Así mismo, esto puede colocar los fundamentos para elaborar las estrategias y el plan de desarrollo del trabajador. Pues todo eso le permitirá conocer las oportunidades para su avance laboral.

 

6. Permite el debate y sé sensato

 

Recuerda que una retroalimentación debe ser recíproca o mutua, no imperativa, para producir los beneficios descritos anteriormente. Por lo tanto, tienes que dejar que tus trabajadores se expresen, hazles saber que pueden hacerlo.

 

Si consideras que uno no ha estado cumpliendo sus deberes eficazmente, habla directamente con él. Sin embargo, también debes permitirle exponer sus argumentos, porque solo así se establece una buena comunicación.

 

Esta favorecerá el establecimiento de un acuerdo que incremente la productividad del colaborador y de la organización. Por supuesto, no es sensato pensar que simplemente hay que exigirle a la persona que arregle todo sola.

 

Es esencial darle la ayuda y las herramientas necesarias para que lo logren. También es importante permitir que el trabajador hable buena parte del tiempo y que no se transforme en un monólogo del supervisor.

 

7. Resalta el comportamiento y los esfuerzos

 

Si deseas producir retroalimentación positiva, tienes que resaltar el comportamiento y los esfuerzos hechos por los trabajadores. Debes centrarte en el buen desempeño que han tenido y sacarlo a la luz. Sin embargo, no solo te centres en lo que hayan hecho, sino en lo que pueden alcanzar.

 

Trata de incentivarlos a desarrollar una mentalidad que los conduzca al crecimiento. Al hacerlo de este modo, crearás un sentido mayor de compromiso en ellos y estarán más dispuestos a asumir nuevos retos.

 

Si lo haces oportunamente, reforzarás su autoestima favorablemente. Para lograrlo, usa la "técnica del sándwich”, que consiste en comenzar con algo positivo, después las críticas o los desafíos y finalmente algo positivo.

 

8. Vigila el lenguaje no verbalizado

 

El uso incorrecto de lenguaje, incluso el no verbal, produce un efecto negativo en la proporción de feedback. Las expresiones de tu rostro, la forma en la que mueves tus manos y tu mirada transmite mucho.

 

Debido a ello, es aconsejable que le prestes atención especial a estos puntos críticos al conversar con tus trabajadores. Esto influirá en que los hagas sentir bien o estén incómodos y se sientan juzgados o atacados con tus comentarios.

 

Claro está, es igual de importante elegir con cuidado las palabras a usar para prevenir efectos negativos. Esa es otra razón por la cual deberías prepararte con antelación.

 

9. Realiza retroalimentaciones frecuentes

 

Debes recordar que el objetivo principal al hacer retroalimentación positiva son el aprendizaje y mejora continua. Con esto en mente, no debes caer en el error de hacerla solo 1 vez al año. Aun si se programa en ese tiempo, debes retroalimentar al personal con más frecuencia.

 

Tienes que comunicarte con ellos continuamente, para que puedas apreciar mejor cómo se desenvuelven. Esta acción te ayudará a corregir y redireccionar con mayor efectividad lo que no esté funcionando bien. Así mismo, mostrará el interés genuino que tienes en los trabajadores y en su desarrollo.

 

También contribuirá a que cualquier corrección no los tome por sorpresa ni les cause disgustos. Por supuesto, es importante mantener el equilibrio y no hacer sentir incómodos al personal con evaluaciones excesivas.

10. Organiza y sistematiza el feedback

 

Estar pendientes de los trabajadores, comunicándote con ellos frecuentemente, es muy provechoso. Sin embargo, para que exista una efectiva retroalimentación positiva, debes organizar y sistematizar un feedback formal.

 

Este ha de convertirse en un proceso oficial que llegue a formar parte del sistema evaluativo que se sigue en la empresa. Ahora bien, contar con un software o herramienta para realizar la evaluación del desempeño te garantiza más efectividad.

 

Si utilizas el correcto, vas a poseer información completa y detallada para tu retroalimentación positiva.

 

 

¿Qué NO hacer al llevar a cabo una retroalimentación?

 

Ahora que sabes qué consejos poner en práctica para generar retroalimentación positiva, aprende qué evitar. Las siguientes son cosas que es importante no hacer al llevar a cabo un feedback de calidad:

  • Elogiar excesivamente: Aunque se pueda pensar que esto traerá beneficios, te estarás arriesgando a sonar vacío e hipócrita. Encomia a los trabajadores por sus logros, pero siendo sincero y puntual sobre el reconocimiento. Sigue el feedback positivo pero mostrando equilibrio.

  • Elogiar por cosas sin mérito: Al igual que el elogio excesivo, esto sonará vacío y no estimula el desarrollo personal. Lo mejor es que reserves el reconocimiento para cuando realmente haya que darlo.

  • Retroalimentación ascendente: Cuando se trata de evaluar al jefe o una persona con mayor autoridad, debes tener tacto. Aunque haz de ser específico, tienes que mostrar respeto y enfocarte en el objetivo principal.

 

 

Ejemplos: ¿Cuándo y cómo dar retroalimentación o feedback positivo?

 

Una manera de tener aún más claro cómo funcionan las retroalimentaciones positivas se basa en analizar ejemplos exactos. Aquí te indicamos bajo qué circunstancias es provechoso hacer un feedback y qué podría decirse en esos casos particulares.

 

Cumplimiento de metas y culminación de proyectos

 

Si un trabajador cumplió o hasta excedió la meta que se le colocó, merece que se le reconozca. Felicitarlo, e indicar cómo su dedicación contribuyó a que la empresa generará mayores ingresos, es acertado. Además, es bueno elogiar a quienes terminan proyectos difíciles y destacar sus arduos esfuerzos.

 

Proporción de ayuda y muestra de iniciativa

Al ayudarse unos a otros, los trabajadores funcionan como un equipo y obtienen mejores resultados. Debido a eso, es digno de destacar que alguien se ofrezca a aclarar las dudas que tiene otra persona.

Igualmente, mostrar iniciativa debería ser motivo de felicitación, porque esto impulsa la evolución de la organización. Claro, lo ideal es destacar qué recomendaciones o propuestas específicas de los trabajadores son tomadas en cuenta.

Refuerzo de confianza y asignación de nuevas responsabilidades

Si el objetivo es reforzar la confianza de un trabajador con retroalimentación positiva, es posible hacerlo asegurándole que su trabajo es vital. Esto puede ser necesario, por ejemplo, para quienes toman un puesto nuevo. Tal vez estos individuos necesitan que se les diga y demuestre que se confía en ellos.

Logro de desarrollo y elogios con consejos

Hay trabajadores que hacen esfuerzos por aprender y demuestran su desarrollo laboral. Estos deberían ser reconocidos por ello, con palabras animadoras que hagan sobresalir las habilidades adquiridas.

Por otro lado, para ayudar a los que necesitan consejos, es sabio combinar un elogio con la sugerencia. Quizás indicando qué podría considerar la persona a fin de desenvolverse mejor a futuro en determinada tarea o situación.

¿Qué herramienta facilita las retroalimentaciones constantes y positivas?

 

Saber cómo se hace la evaluación de desempeño laboral no es suficiente, también se necesita una herramienta para realizarla. En KPI te ofrecemos un software extremadamente flexible y configurable que podrás adaptar fácilmente a tu organización.

 

Al usarlo, lograrás evaluar tanto a trabajadores como a supervisores y gerentes, en diferentes aspectos. Te permitirá gestionar de la forma que quieras y te resulte más práctica, para conseguir reportes muy completos.

 

No tienes que ajustar tu organización a otros software, nosotros hemos diseñado uno que se adecuará a la tuya. Con la información que reúnas utilizándolo, te resultará mucho más sencillo efectuar una verdadera retroalimentación positiva.

 

 

Equipo KPI!

contacto@kpiestudios.com