Capacitaciones: ¿Cómo medir su impacto en el desempeño?.

Por lo general la mayoría de las empresas invierten una parte importante del presupuesto de recursos humanos en la capacitación de las personas, pero ¿conoces realmente si las capacitaciones mejoran el desempeño?



Tradicionalmente las evaluaciones de capacitación que conocemos miden la actividad en sí misma, recurriendo a variables como por ejemplo, la satisfacción del participante con la actividad, la calidad del facilitador, el ambiente donde se desarrolla, entre otros aspectos. De acuerdo con el modelo de evaluación mundialmente reconocido de Donald Kirkpatrick, este es el sólo el primer nivel y vemos con frecuencia como un gran número de empresas se quedan solo en este nivel.



Resulta que evaluar la capacitación con el modelo mencionado anteriormente y otros modelos tradicionales, resulta muy costoso y es complejo recopilar la información en el menor tiempo posible para tomar decisiones sobre las actividades formativas que potencian realmente el desarrollo y desempeño de los colaboradores, ya que requieren de la construcción de múltiples instrumentos de medición y aplicación de pilotos que ameritan una gran inversión de tiempo y recursos.



Es precisamente en este punto, donde debemos cambiar el paradigma de comparar la capacitación contra el desempeño, y debemos pasar a buscar por el contrario, en los resultados del desempeño de las personas, las capacitaciones que pueden explicar en mayor medida la mejora en sus resultados, calculando la correlación estadística existente.



Dar esta mirada a la forma de medir el desempeño nos puede llevar en muchos casos a conseguir una correlación estadística muy baja entre algunas capacitaciones que se dan en la organización y el desempeño de las personas, pero esto pasa a ser un input relevante para la toma de decisiones y para efectuar los ajustes en las políticas de recursos humanos, donde nos encontraremos con capacitaciones que son requeridas por temas de cultura corporativa, pero habrán otras que tras comprobarse que no influyen en el desempeño, dejarán de ofrecerse en los catálogos de capacitación la organización.



Para lograr este tipo de análisis, más que encuestas o instrumentos y pilotos de aplicación, se requiere contar con bases de datos de capacitación y de las personas, donde se tenga data suficiente para lograr medir las correlaciones y que permitan revelar resultados sorprendentes dentro de la gestión del área de formación y capacitación en recursos humanos.


Equipo KPI,

www.kpiestudios.com

www.linkedin.com/kpiestudios


Si leíste este artículo, también te puede interesar:

  1. 9 Motivos de por qué hacer una evaluación de desempeño.

  2. ¿Cómo escoger la mejor plataforma de evaluación de desempeño?: 6 características que debes buscar.

  3. ¿Qué tipo de evaluación es la adecuada para tu organización: 360, 270, 180 o 90?

contactanos

¡Hablemos!

arrow&v
arrow&v
Nuevo Logo KPI-03.png

Copyright © KPI Estudios 2020. Todos los derechos reservados.

Eliodoro Yañez 2972 of 806, Providencia, Santiago, Chile.  

contacto@kpiestudios.com