Objetivos de la evaluación del desempeño

b005 objetivos de la evaluacion del desempeño.png

La evaluación de desempeño está entre las labores más importantes que se realizan dentro de una empresa. El departamento de Recursos Humanos es el encargado de hacerlo, pero contar con un software eficaz y adaptable será de ayuda para contribuir a alcanzar los objetivos de la evaluación del desempeño.

 

Si diriges una compañía u organización, es necesario que te asegures de que esta clase de evaluaciones se realizan, ya que tienen la capacidad de aportar un mayor crecimiento a los trabajadores de manera individual y, por lo tanto, a la empresa en general. Una vez que conozcas lo que permite lograr, seguro querrás implementarla.

 

 

Evaluación del desempeño: ¿Qué es?

 

Se basa en un proceso de evaluación que revela el desempeño laboral de una persona, grupo de trabajo o empresa. Este mide de forma objetiva, integral y sistemática no solo el rendimiento y productividad general, sino también las habilidades y competencias individuales.

 

Básicamente muestra qué hacen las personas y qué es lo que logran en su lugar de trabajo. Gracias a las tecnologías actuales, este sistema de evaluación puede llevarse a cabo con el uso de un software.

Si es altamente flexible y configurable, como el que ofrecemos en KPI, facilitará, agilizará y optimizará todo el procedimiento. Además, debido a los distintos tipos de evaluación del desempeño, puede ajustarse y aplicarse tanto a trabajadores como a directivos.

Esto incidirá en que se obtenga una visión amplia de cómo funciona el personal que compone una organización en específico. Con el propósito de implementar las acciones necesarias para aumentar su éxito.

 

 

Principios

 

Los métodos de evaluación han de estar fundamentados en ciertos principios que sirvan de orientación en su desarrollo. A continuación se mencionan 4 de esos pilares, que rigen la medición del potencial humano:

  1. El propósito de la valoración debe ser promover el desarrollo de quienes componen la empresa.

  2. Cada uno de los estándares debe fundamentarse en información importante relacionada con el puesto laboral.

  3. Los objetivos de la evaluación del desempeño tienen que estar claramente definidos con anterioridad.

  4. El supervisor o evaluador ha de cumplir su papel considerando como base el reconocimiento y la sugerencia de mejoras.

 

Tener en cuenta estos principios incidirá en el perfeccionamiento de la gestión del desempeño individual y las relaciones humanas. Pues, en lugar de descalificar a los trabajadores, les ayudará a encontrar la ayuda necesaria para ejecutar mejor sus actividades.

¿Quieres recibir novedades de desempeño?

¿Qué evalúa?

 

Efectuar la medición de desempeño laboral hace posible reunir y proporcionar datos relevantes sobre una empresa. Siempre que se evalúen los puntos correctos, como los que se especifican abajo:

  • Las cualidades que posee cada empleado, su comportamiento y personalidad, reflejado en las competencias y conductas laborales.

  • El trabajo encomendado, su cumplimiento y su contribución al alcance de las metas planteadas, mediante la administración por Objetivos (APO) u OKR (Objectives and Key Results).

  • El potencial para que exista un desarrollo progresivo y significativo a futuro.

 

Con el fin de cuantificar esa información, se ha de examinar en todos los trabajadores una serie de elementos detallados. Conocerlos hará que el análisis fluya, sea sencillo y no tedioso.

Claro está, hacer sentir juzgados o presionados a los trabajadores no es uno de los objetivos de la evaluación del desempeño. Por lo tanto, es fundamental implementarla de la manera correcta.

 

 

Objetivos de la evaluación del desempeño: ¿Qué logra?

 

La gran mayoría de corporaciones que buscan llegar a la cima del éxito organizacional cuentan con un plan detallado. Para comprobar si el plan se está siguiendo y se está haciendo un buen trabajo en todo los campos, deben realizarse supervisiones a los trabajadores. De esa manera se garantiza la eficacia de cada una de las tareas a realizar.

 

Esto logra elevar el clima organizacional, pues el cumplimiento de los objetivos es lo que lleva al progreso. Sin embargo, es probable que los gerentes y los trabajadores no se sientan muy a gusto con las revisiones.

 

Si ese es el caso en tu negocio, es recomendable dar a conocer los objetivos de la evaluación del desempeño. De esa manera, tú y todos los que están bajo tu cargo estarán conscientes de los enormes beneficios que reporta y estarán dispuestos a participar con la actitud correcta.

 

Aquí te hablamos de 9 objetivos:

 

1. Generar una gran motivación

 

Entre los principales objetivos de la evaluación del desempeño, está generar una gran motivación. Lo que se persigue con esto es incentivar un nivel superior de calidad, en cada uno de los trabajadores. Es decir, aumentar el rendimiento de estos al establecerse distintas metas razonables que ellos puedan alcanzar.

 

En este sentido, es de mucha importancia que tanto el supervisor como sus trabajadores trabajen en unidad. Ambas partes han de estar plenamente conscientes de lo que se requiere de cada una, en el desempeño individual.

 

También han de saber cómo se evaluarán los resultados obtenidos y el éxito que tengan. Es vital apartar tiempo para explicarles a los trabajadores lo importante y valioso de este proceso.

 

Con el fin de poder motivarlos, se debe resaltar lo positivo y asegurar que los involucrados no se sientan amenazados. Todos deberían comprender que este recurso no solo consigue detectar necesidades, sino que envuelve el desarrollo y crecimiento de cada uno.

banner_desempeno.png

2. Estimular la productividad

 

La productividad en una empresa viene dada tanto por los trabajadores como por la estructura de trabajo. Un ambiente laboral favorable es imprescindible para que se cumplan los objetivos de la evaluación del desempeño. Así que no sería apropiado realizarlo cuando exista una situación de trabajo tensa.

 

Al hacerlo objetivamente, se consigue estimular la productividad y el desarrollo personal en cada uno de los involucrados. Además, cuando esta evaluación se realiza periódicamente, contribuye a la formación de una excelente cultura profesional. Esto se debe a que su orientación está dirigida a aportar soluciones prácticas.

 

El descubrimiento de las fallas a nivel laboral debe abordarse inmediatamente, identificando las posibles causas. Así podrá brindarse orientación adecuada y capacitación para favorecer a los trabajadores que brindan sus servicios a la compañía.

 

Sin duda, parte de los objetivos de la evaluación del desempeño consiste en el análisis de lo que se pueda mejorar. De esa forma, saca a relucir los recursos necesarios para hacer más eficiente la productividad de los trabajadores.

 

 

3. Conocer estándares establecidos por la empresa

 

No hay duda de que cualquiera que desee seguir trabajando en una empresa debe cumplir los estándares que hay en ella. Sin embargo, ¿cómo puede hacer esto un trabajador si no está consciente de cuáles son esos estándares? Claramente es indispensable darlos a conocer con claridad y antelación.

 

Al establecer criterios y estándares basados en el desempeño, los trabajadores comprenderán qué se espera de ellos. Así se exigirán más a sí mismos y harán lo que haga falta para llenar e incluso superar las expectativas.

 

Por otra parte, quienes ocupan altos cargos de responsabilidad también verán los resultados positivos de estos análisis. Estos les permitirán identificar qué empleado se ajusta a los estándares y cuál trabajador no lo hace. Con el objetivo de tomar las debidas medidas que promuevan el bienestar de la organización.

 

 

4. Producir confianza y efectividad

 

A fin de generar confianza y cumplir los objetivos de la evaluación del desempeño, debería involucrarse a muchos trabajadores. De esta manera tendrá mayor aceptación, ya que al aplicarla solo en algunos de ellos se sentirán amenazados. Existe la posibilidad de que esto suceda aunque no fuese la intención.

 

Debe crearse un ambiente positivo, en donde todos los trabajadores sientan que se les respeta y aprecia. Es bueno que entiendan que la evaluación es valiosa para determinar la transparencia y crear más confianza.

 

Por otra parte, la efectividad igual está entre los objetivos de la evaluación del desempeño, pues esta determina la asertiva gestión del desempeño y el tiempo. Se estima que el trabajador dispone de cierto tiempo para realizar una labor específica.

 

Sin embargo, se considera la dinámica en el trabajo porque los directivos deben proveer las herramientas necesarias para que los trabajadores sean efectivos. Si se llega a detectar algún problema, es importante avocarse en conjunto a buscar las soluciones.

 

 

5. Favorecer el desarrollo a nivel personal

 

El desarrollo a nivel personal es una de las cosas que persiguen los que desean formar parte de una empresa. Un buen salario no es lo único que favorece a los trabajadores, muchos también buscan recibir capacitación profesional.

 

Por ende, establecer políticas de promoción, ascensos y rotaciones adecuadas resulta muy oportuno. Este es otro de los diversos objetivos de la evaluación del desempeño que beneficia a ambas partes. Tomar iniciativas que vayan dirigidas al crecimiento personal fomenta el bienestar general.

 

Por ejemplo, algunos los animan a practicar algún deporte, aplicarse a la lectura o adquirir conocimiento sobre cultura general. De igual forma, es conveniente orientarlos para hallar el equilibrio apropiado entre las actividades familiares y el trabajo.

 

Al incluir y programar actividades de capacitación y desarrollo como esas y otras, se está favoreciendo el desarrollo personal. Además se fomenta un buen ambiente de trabajo, y conlleva a que los trabajadores mantengan una vida más productiva.

 

 

6. Ofrecer evidencia visible, ética y legal con calificaciones de carácter numérico

 

La lista de objetivos de la evaluación del desempeño incluye la obtención y proporción de evidencia visible, ética y legal. Esta es la prueba que encierra la comprensión de los trabajadores en cuanto a los requisitos de su trabajo.

 

Debe elaborarse una documentación, para evaluación, que brinde protección a la empresa y al trabajador. De esa manera, si el empleado es eficiente, esta documentación lo protegerá contra despidos injustificados.

 

En el caso contrario, si no realiza un buen desempeño y no mejora, esa documentación autoriza a la empresa a tomar medidas pertinentes. Otro aspecto importante, en los objetivos de la evaluación del desempeño, son las calificaciones numéricas.

 

Estas se basan en la comparación de la labor y el rendimiento de algún empleado, en contraste con otros. Por supuesto, a fin de que sea objetivo, cada empresa determina los criterios para realizarla efectivamente.

 

 

7. Brindar pruebas que justifiquen reconocimientos, promociones y pagos

 

Las evaluaciones, que puede hacer el personal que dirige a los trabajadores, ayudan mucho al desarrollo de las empresas. Al hacerlas de forma regular, consistente y sin discriminación, garantizan una equidad en la medición. Además, generan una contribución positiva del empleado a su trabajo.

 

Llevar un registro de los logros y fracasos, en el cumplimiento de las metas trazadas, forma parte del proceso. Es fundamental en el logro de los objetivos de la evaluación del desempeño en los trabajadores.

 

Aunque los sistemas para esta evaluación difieren unos de otros, su propósito es el mismo. Su diferencia radica en el tipo de enfoque y detalles concernientes a la estructura de cada corporación.

 

Esto juega un papel importante en la manera en que los trabajadores perciben el sistema para calificarlos. Así, los directivos tienen la oportunidad de reconocer quiénes son los que tienen un alto desempeño y dar compensaciones basados en ello.

 

 

8. Evaluar la adaptación de los trabajadores

 

Una vez que reciben un ascenso o cargo nuevo, los trabajadores pasan por un proceso de adaptación. Entre los objetivos de la evaluación del desempeño está reconocer si esta clase de trabajadores se han adaptado bien o no. Es decir, si satisfacen las exigencias del puesto asignado o aún se les hace difícil lograrlo.

 

En caso de que las pruebas revelan que todavía no han podido cumplir eficientemente su papel, hay que tomar acción. Por ejemplo, programar actividades de capacitación y desarrollo que les permitan mejorar día tras día y adaptarse con mayor rapidez.

 

Para darle a cada empleado la capacitación que requiere, resulta necesario conocer su perfil, aptitudes y fallas. Esas características se reflejan en las evaluaciones de desempeño e influyen en una toma más sabia de decisiones.

 

 

9. Crear planes para promover los trabajos en equipo

 

Los trabajadores deben laborar como un gran equipo si desean alcanzar las metas, aprovechando adecuadamente el tiempo que tienen. Debido a ello, es bueno que otro de los objetivos de la evaluación del desempeño se relacione con esto.

 

Puesto que medir el nivel de rendimiento no solo implica hacerlo a título particular, también engloba examinarlo grupalmente. Si hay errores de organización en los grupos, es posible reacomodarlos para que los trabajadores exploten su potencial y se complementen.

 

 

Ventajas de realizar evaluaciones de desempeño

 

Los objetivos de la evaluación del desempeño implican la obtención de beneficios, siempre y cuando sean alcanzados. Mencionar una a una las ventajas exactas de esta clase de sistemas evaluativos estimulará su uso provechoso. Esta lista reúne varios de los aspectos positivos que logra:

  1. Establecer criterios y estándares claros que permitan a los trabajadores saber qué deben conseguir.

  2. Generar un feedback o una retroalimentación en concreto que mantiene a todos bien informados.

  3. Evitar tensiones innecesarias a grado interno al brindar evaluaciones transparentes y objetivas que mejoren las relaciones entre supervisores y subordinados.

  4. Reconocer la contribución y el trabajo que realiza cada trabajador.

  5. Disminuir el riesgo de no considerar correctamente el rendimiento de los trabajadores.

  6. Fomentar las promociones internas basados en el desempeño, para retener a los trabajadores talentosos y hacerlos sentir valorados.

  7. Simplificar las funciones de los gerentes mientras mantienen un control ordenado y justo.

  8. Crear oportunidades para que los integrantes de la compañía aprendan y mejoren constantemente.

  9. Garantizar que la organización cumpla con las leyes asociadas a la gestión de datos y capital humano.

 

Consejos para llevar a cabo una evaluación exitosa de desempeño

 

Para lograr el cumplimiento de los objetivos de la evaluación del desempeño, se debe planificar y determinar todo previamente. Esto incluye planear qué departamento o trabajo será analizado, la forma en la que se evaluará y por cuánto tiempo.

 

Te puede interesar: 8 pasos para implementar tu Evaluación de Desempeño

 

Ahora bien, al momento de ejecutar la medición del potencial humano en tu negocio, es conveniente seguir estas sugerencias:

  • Sigue las indicaciones dadas por el desarrollador del software al usarlo.

  • Informa a tus trabajadores sobre el funcionamiento del programa junto con los factores a evaluar.

  • Asegúrate de que los criterios que regirán los análisis están de acuerdo con la filosofía y los valores de tu empresa.

  • Intenta implementar el proceso de evaluación entre los altos mandos primero, para neutralizar la connotación negativa de la evaluación.

  • Aclara que no se trata de un opresivo sistema de evaluación, sino de métodos de evaluación que desarrollan capacidades. Estas los ayudarán y convertirán en profesionales mejores para beneficio de todos.

 

¿Qué empresas han alcanzado los objetivos de las evaluaciones de desempeño?

 

Los objetivos de la evaluación del desempeño involucran detectar necesidades, establecer políticas de promoción ascensos y rotaciones adecuadas. Por eso y más, estos sistemas son muy usados por grandes compañías importantes como:

  • Coca-Cola: Ejecuta evaluaciones mensuales. De esa manera logran los objetivos de su empresa: mantener la calidad de sus productos.

  • Google: Realiza análisis trimestrales con el fin de cuidar la "salud financiera" de su empresa.

  • Deloitte: Se centran en el reconocimiento del buen desempeño y no en las fallas pasadas. Así sus trabajadores están más a gusto y pueden desarrollar mejor sus tareas.

  • General Electric: Implementan un sistema constante de check-ins. Su finalidad es verificar que todo va en marcha según lo estipulado.

 

 

Equipo KPI!

contacto@kpiestudios.com