Características del clima organizacional

a003 caracteristicas clima organizacional.png

En otras oportunidades hemos abordado qué es el clima laboral. Pero para una mayor comprensión del tema es necesario que conozcas cuáles son las características del clima organizacional.

 

Desde KPI queremos instruirte acerca de la importancia de los rasgos que identifican al clima laboral para que comprendas su importancia dentro de las organizaciones. Ya que, las compañías que estudian su ambiente laboral obtienen beneficios importantes.

 

Por lo tanto, es indispensable que entiendas la utilidad práctica del clima organizacional para saber cómo manejar la medición del clima laboral en tu organización. No te pierdas todos los datos exclusivos que tenemos para ti en este post.

¿Cuáles son las características del clima organizacional?

Principalmente, ten en cuenta que cuando nos referimos al “clima laboral” o “clima organizacional”, estamos abordando el mismo tema. A su vez, el clima laboral se define como la manera en la que los individuos perciben su trabajo.

 

En dicha percepción, los trabajadores tienen en cuenta su rendimiento, productividad y sobre todo, su satisfacción con el ambiente laboral. Dentro de esto, participan algunos rasgos que permiten definir en detalle al clima organizacional.

 

Mencionamos las principales características del clima organizacional a continuación.

#1. Factores externos influyen en las dimensiones del clima organizacional

 

Una de las características del clima organizacional más resaltantes, es que algunos factores generan un impacto directo sobre él. Dichos factores pueden ser tangibles o intangibles.

 

Si bien es cierto que el clima laboral es una variable inherente a una organización, muestra una reacción gracias a los factores externos. Ten en cuenta que para identificar el estado del clima organizacional en una compañía, se consideran algunas variables.

 

Pero si dichas variables guardan relación con la situación en donde se desarrolla el trabajo y generan un impacto, entonces las dimensiones del clima organizacional pueden variar. Por esto, las empresas que tienen un precario ambiente laboral tienen que estudiar también el impacto de factores externos.

 

Es mucho más sencillo de comprender si analizamos un ejemplo. Imagina que medimos la satisfacción de trabajadores que ofrecen sus servicios en un banco de gran prestigio. Y luego ese mismo día, medimos la percepción de trabajadores que operan en un banco con mala reputación.

 

Si comparamos ambos resultados, notaremos que hay una gran diferencia entre la satisfacción laboral de un grupo de trabajadores vs el otro grupo. Incluso si en ambos bancos hay oportunidades de desarrollo y condiciones de trabajo similares, la variación será evidente.

¿Quieres recibir novedades de clima organizacional?

#2. La personalidad de los integrantes influyen en el clima laboral

 

La selección de personal para trabajar dentro de una organización no debe tomarse a la ligera. Por el contrario, es una decisión que debe ser debidamente analizada en pro de alcanzar los mejores resultados.

 

Pero, ¿por qué esto es tan relevante? Es importante debido a que las conductas, aptitudes y expectativas que las personas tienen en torno a la organización están ligadas al clima organizacional.

 

De hecho, las realidades sociológicas y culturales son otros dos factores que también integran la personalidad de trabajadores. Y que por esta razón, pueden afectar de manera positiva o negativa el clima laboral de la empresa.

 

Conocer sobre las expectativas profesionales de un trabajador antes de contratarlo constituye una buena medida para estimar sus objetivos dentro de la compañía. A su vez, es una gran alternativa para evitar problemas como la fuga de talentos.

#3. El clima laboral tiene una cierta permanencia

 

Otra de las características del clima organizacional es su permanencia. Lo cual quiere decir que los cambios experimentados por situaciones circunstanciales no generan variaciones a corto plazo. Además, tampoco traen consigo cambios espontáneos.

 

Por lo tanto, cuando se busca consolidar un clima laboral formidable y productivo, deben juntarse una serie de esfuerzos conscientes. Además, hay que tener en cuenta el factor tiempo, ya que es posible que no se estimen mejoras de la noche a la mañana.

 

Es importante mencionar que los eventos macro que ocurran dentro de la organización sí pueden causar cambios espontáneos y casi instantáneos. Por ejemplo, la fusión de la compañía con otra compañía puede impactar el clima laboral.

 

No obstante, lo habitual es que al transcurrir un tiempo todo vaya restaurándose hasta antes del evento macro. Con la excepción en los casos en que dicha decisión haya causado desventajas dentro de la organización.

 

#4. El clima laboral afecta a los miembros de la organización

 

Diversos estudios han comprobado que el estatus del clima laboral puede afectar de manera positiva o negativa a los miembros de la organización o trabajadores. Ten en cuenta que las personas pueden pasar mucho tiempo en su puesto de trabajo. Por lo tanto, este entorno influye en su estado de ánimo.

 

Y no solo esto, sino que se ha comprobado que un mal ambiente profesional puede impactar negativamente la actitud del trabajador frente a la salud, la familia o incluso ante su percepción en cuanto al crecimiento profesional.

 

Esta es una de las características del clima organizacional más relevantes. Y se debe a su efecto bilateral. Ya que, así como el ambiente profesional impacta el estado de ánimo de los trabajadores, comportamientos y actitudes de éstos influyen en el clima laboral.

clima organizacional características.JPG

#5. Abordar varias dimensiones genera cambios importantes

 

Son múltiples las variables que influyen en el clima laboral. Por lo tanto, los cambios en un solo aspecto no conducen a modificaciones positivas tan relevantes. Mientras que, modificar numerosas variables sí aporta un beneficio importante.

 

Esto tiene que ver con el hecho de que el clima laboral se nutre de diversos aspectos. Y no resolver en su totalidad las desventajas o los problemas en factores externos tangibles o no tangibles, mantendrá inestabilidad en el clima organizacional.

 

Se recomienda realizar un diagnóstico para medir el clima laboral cada tres o seis meses. De esta manera, conocer el estado del clima laboral se integrará como parte de la rutina de la organización, trayendo beneficios importantes tanto a mediano como a largo plazo.

 

Actualmente hay varios modelos de encuestas para medir el clima laboral, así como herramientas que facilitan considerablemente este proceso.

 

 

#6. Los espacios físicos impactan el clima organizacional

 

El clima organizacional es impactado en mayor o menor medida por el espacio físico en el que se desenvuelven los trabajadores. Si las instalaciones son precarias o incluso inseguras, es lógico que el estado de ánimo de las personas no sea el mejor.

 

Mientras que, si el espacio de trabajo es óptimo, funcional y seguro hay una gran posibilidad de que el estado emocional y por consiguiente la conducta de los trabajadores sea mucho más positiva.

 

Es importante evaluar la calidad de los espacios físicos en pro de identificar sus debilidades. Ya que esto no solo es de beneficio para mejorar el clima organizacional, sino que causa un impacto positivo en la productividad.

 

#7. Se puede medir el clima organizacional desde lo micro

 

La composición de las organizaciones se ve dividida por departamentos. En dichas secciones podemos encontrar “microclimas”, los cuales en conjunto dan indicios del estado general del clima organizacional.

 

Por esto, este tipo de características del clima organizacional son tan relevantes. Ya que al analizas las deficiencias de los microclimas es posible detectar problemas que estén dejando en desventaja a las condiciones del ambiente profesional.

 

 

#8. La cultura organizacional es otra variable

 

En algunos casos la cultura organizacional genera un impacto positivo o negativo en cuanto al clima laboral. Esto quiere decir que la visión y los valores de una compañía influyen en el estado del ambiente profesional.

 

Por ejemplo, en Amazon Inc. Se evidencia una cultura basada en el ahorro. La cual ha sido propulsada por Jeff Bezos bajo la siguiente premisa; “La austeridad fomenta la innovación”.

 

En el aspecto práctico, las personas que son contratadas reciben una mochila con artículos de uso profesional básicos. Por ejemplo, con regletas. Cuando los trabajadores se retiran de la compañía deben entregar su mochila en buen estado.

 

Esta condición de la cultura organizacional es muy diferente a la que maneja Google. Ya que en esta compañía los trabajadores reciben comida gratis y un montón de regalías. Así que si un trabajador de Google termina trabajando en Amazon podría resultarle complicado adaptarse a esa nueva cultura organizacional, teniendo una baja satisfacción laboral.

banner_clima.png

#9. La industria de la organización puede impactar el clima organizacional

 

Otra de las características del clima organizacional más relevantes es que, la industria puede definir y afectar la cultura del sector. Por ejemplo, si comparamos los principios, objetivos y visiones de una empresa ecológica vs los mismos elementos de una compañía minera posiblemente notemos diferencias claras.

 

#10. El clima laboral parte de la percepción de los trabajadores

 

La manera en la que percibimos la realidad cambia de acuerdo a filtros personales, los cuales vienen por factores emocionales, espirituales y lógicos. Por lo tanto, para percibir cambios positivos en el clima organizacional es importante entender en qué se basa la satisfacción de las personas.

 

Además, es importante que los trabajadores comprendan los cambios positivos y las garantías que está buscando proporcionar la compañía. Finalmente, es recomendado integrar la medición del clima laboral como una costumbre para orientarse al cumplimiento de algunos logros.

 

¿Por qué es tan importante conocer las características del clima laboral?

 

Conocer estas características nos permite comprender el concepto a mayor profundidad. Y diseñar estrategias de medición y modelos mejor adaptados para conocer la realidad de las organizaciones.

 

Además, estas características nos permiten establecer diferencias con otros conceptos claves relacionados con el clima laboral, como lo son el engagement y la cultura organizacional. Y al estar claros en los conceptos, será mucho más sencillo establecer herramientas de diagnóstico efectivas, así como tomar medidas para mejorar el clima dentro de la organización en la que hacemos vida.

 

Y ahora, visita nuestra sección de Clima laboral y Engagement, dirigida a mejorar la productividad de tu organización. Puede que un estudio de clima laboral evite una crisis futura.

 

Equipo KPI!

contacto@kpiestudios.com